Actualmente, la mayoría de las personas con el objetivo de adquirir una casa propia aprovechan en dar sus ahorros como parte de entrada a diferentes proyectos que brindan las facilidades y alternativas para materializar sus sueños, más allá de las que ofrecen los bancos tradicionales. 

Sin embargo, entre más opciones aparecen, más probabilidades hay de caer en alguna trampa, por lo que debes estar alerta para evitar un trámite fraudulento.

¿Cómo identificar un fraude?

  1. No facilites tus datos personales.

Una entidad financiera bien constituida jamás te pedirá información como el de tus tarjetas de crédito o documentos personales.     

2. Usurpar una identidad.

Es evidente que el mercado financiero es amplio, por lo que es imposible conocer a todas las instituciones, sin embargo, si el nombre no te suena y al momento de buscarlo no te arroja alguna información, evita seguir en ese proceso.

3. No pagar por adelantado.

Sonará lógico, pero desafortunadamente mucha gente ha caído en la trampa, si llegan a solicitarte dinero antes de que te entreguen el dinero del crédito, es señal de sospechar inmediatamente. 

4. Escrito y firmado.

Cualquier trámite que llegues a realizar con el prestamista debe encontrarse debidamente escrito y firmado, por ejemplo, contar con hojas membretadas y con el logo de la empresa.

 5. No creas en la información “milagrosa”.

Es habitual que encontremos ofertas o préstamos que ofrezcan condiciones muy atractivas en los sitios menos esperados, y puede ocurrir tanto en las redes sociales como a través de los correos electrónicos. 

Desafortunadamente las estafas siguen en aumento, te recomendamos que tomes las debidas precauciones, ya que hay muchas estrategias y técnicas para engañar a la gente, por medio de las distintas instituciones de control puedes corroborar que la información que te proporcionen sea verídica.

En ERFI asesores Financieros y Tributarios, contamos con profesionales capacitados; donde sugerimos a optar por la mejor opciones de financiamiento y soluciones de negocio, apegados a la normativa de las diferentes instituciones como entes reguladoras.

ARTICULOS DE INTERES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *